San José Web
San José, Entre Ríos
www.sanjoseweb.com.ar
martes 25 de julio de 2017
Policiales

Asaltantes de la joyería de Colón seguirán bajo prisión preventiva en la UP2

16 mar 2017 - Se realizó este miércoles por la mañana en la Sala de Audiencias de la Cámara Penal de Concepción del Uruguay, la audiencia de apelación a la prisión preventiva de los tres acusados de asaltar el diciembre pasado, la joyería de la ciudad de Colón.

La misma fue presidida por el doctor Mariano Martínez, donde estuvieron presentes el fiscal interviniente, doctor Alejandro Martín Perroud, el representante legal de los imputados Cristian Gabriel Arroyo, Ariel Jonathan Luna y Christian Lisandro Munini, doctor Adrián Cabrera.

Estos sujetos, oriundos de Gran Buenos Aires, cuentan con importantes antecedentes penales por hechos de similares características, como ser Munini que tuvo como última condena una pena a 13 años de prisión, lo que refleja la peligrosidad de estas personas en el ambiente delictivo.

Los hechos imputados
A estos individuos se les imputa que el día 28 de diciembre de 2016, a las 20:30 hs. aproximadamente, ingresaron a la joyería y relojería que gira bajo la razón social “Suiza Design”, de en calle 12 de Abril N° 27 de Colón, armados con pistolas con las que amenazaron al propietario del lugar, Cristian Javier Martínez, donde amenazaron a clientes ocasionales y procedieron a romper los vidrios de exhibidores apoderándose así de casi un centenar relojes pulsera de distintas marcas, 3 gargantillas de oro, una de estas con un dije del Árbol de la Vida, un paño de color azul completo de pulseras, 3 bandejas de anillos, dijes sueltos, todos estos elementos de oro, y otros elementos de valor, efectos que fueron guardados por los asaltantes en bolsos o mochilas.

Con el botín en su poder, escaparon en un vehículo marca Peugeot 308 blanco, dominio AA722YG (vehículo que fuera robado en Buenos Aires) que los esperaba estacionado frente al comercio, y que era conducido por una cuarta persona aún no identificada, al cual abandonaron en un terreno baldío de calle Vieytes, para continuar su fuga abordando un Citroën Picasso de color oscuro, del cual Munini estaba autorizado a conducir.

Así salieron de la ciudad, comenzando una persecución rumbo al sur, donde se registraron intercambios de disparos con la fuerza policial que sumaba móviles, pasando por Bella Vista y el Peaje de Colonia Elía, donde arrancaron una de las barreras, para luego llegar al cruce con ruta 20 donde estaba preparada la Gendarmería y seguir su fuga rumbo a Aldea San Antonio, para luego abandonar el rodado, descartandose de una pistola 9 mm y un revólver 357 (con 6 vainas servidas), y un morral con parte de los relojes robados y seguir a pie, intentando escapar por los campos sembrados de maíz, siendo detenidos al día siguiente, primero Arroyo (seguía armado) y Luna en una parada de colectivos en ruta 20 y acceso a la localidad de San Antonio, siendo Munini el último en caer detenido, tras robar un tercer vehículo aunque no llegó muy lejos, encontrándose en su poder una mochila con parte de los relojes y joyas robadas.

Prisión preventiva
La gravedad de los hechos, las características y antecedentes de estos sujetos, sumada a la falta de arraigo en la provincia y la necesidad de velar por la seguridad de las víctimas, llevó a que se dispusiera la prisión preventiva que en un primer momento fue por 60 días (feria judicial por medio), que a criterio del fiscal era insuficiente.

Vencida la misma, en una segunda audiencia, la jueza de Garantías de Colón, doctora Natalia Céspedes, dispuso hacer lugar a un nuevo pedido de la Fiscalía, y dispuso otros 30 días, medida que fue apelada y tratada este miércoles.

El doctor Cabrera intentó justificar su pedido de prisión domiciliaria, argumentando entre otras cosas que sus clientes cuentan con antecedentes, pero que jamás dejaron de estar a derecho y dado que resta poco en materia de pruebas y pericias, esperaba se le haga lugar, ofreciendo 50 mil pesos de fianza para cada uno como base.

Acusó a la Policía
Por otra parte, el letrado intentó convencer al presidente del Tribunal unipersonal, de que sus clientes se veían privados de recibir visitas familiares y esto los afectaba, acusando a la Policía de Gualeguaychú de presionar a los dueños de hospedajes que alquilaban habitaciones a la familia en sus viajes a esa ciudad, obligándolos a que los echaran y así dificultar que reciban visitas carcelarias.

Por su parte el fiscal fue contundente en su alegato resaltando que era evidente la intención de la Defensa en lograr la interrupción de la prisión preventiva, ante la inminente llegada a su fin de la IPP y la posibilidad de un juicio abreviado con una pena de cumplimiento efectivo, por lo que se veía la intención de estos de “borrarse del mapa”, agregando que sus antecedentes demostraban que “no se puede esperar de estas personas una lealtad procesal”.

Fue así que tras pasar a un cuarto intermedio, el juez Mariano Martínez, dispuso mantener la medida y que estos peligrosos delincuentes continuaran alojado en la UP 2 de Gualeguaychú.

Fuente: 03442


Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias